Herramientas de gestión

Hoy en día sabemos que los Bancos de Tiempo que funcionan mejor son aquellos en que los miembros son capaces de encontrar a las personas con las que van a intercambiar su tiempo. Para ello algunos Bancos hacen listados y los envían a todos los miembros con cierta frecuencia, otros utilizan alguna aplicación on-line donde los miembros pueden acceder e interactuar directamente. 

En esta ocasión queremos hacer un resumen de los puntos a tener en cuenta a la hora de escoger un software on-line, ya que estamos viendo que muchos Bancos de Tiempo están pasando su gestión a plataformas on-line. Si nos hacemos unas sencillas preguntas encontraremos la mejor opción:

  1. ¿Quién es el propietario del software? En primer lugar es importante que nos preguntemos quién es el propietario, qué intereses tiene y si el programa se va a desarrollar según las necesidades de nuestro Banco de Tiempo. El caso ideal es que utilicemos un software libre y que lo tengamos instalado en un servidor propiedad de nuestro Banco de Tiempo, en este caso vamos a necesitar disponer de un técnico que nos instale, mantenga y si puede ser que nos vaya mejorando el sistema a lo largo del tiempo.
  2. ¿Quién tiene el control sobre los datos? A menudo no tenemos un técnico a nuestro servicio y podemos decidir utilizar una aplicación on-line que se nos ofrezca a través de una empresa o asociación, en cuyo caso es muy importante que tengamos claro que nuestros datos deberán ser sólo propiedad de nuestro Banco de Tiempo. Deberíamos tener la capacidad de mover los datos a otro sistema en cualquier momento en que lo creamos oportuno.
  3. ¿Se pueden ver estadísticas? Los gestores de los Bancos de Tiempo han de ser capaces de analizar los datos de los usuarios, sacar conclusiones y actuar en consecuencia. Imaginemos que un Banco de Tiempo solo tiene un 5% de personas menores de 35 años, podríamos actuar en consecuencia y pensar una estrategia de difusión enfocada al segmento social más joven.
  4. ¿Qué pasa con los miembros que no quieren usar Internet? Deberíamos tener un plan B para los miembros que no quieran usar Internet. Con el sistema on-line deberíamos, como gestores, poder sacar unos listados para imprimir y poder pasar las horas de unos usuarios a otros.
  5. ¿El software on-line se mejorará en el tiempo? Los Bancos de Tiempo están en constante evolución y por tanto la herramienta que les de soporte también deberá evolucionar, debemos tener la garantía de que el software se podrá ir mejorando en el tiempo y que tendremos voz y voto en la forma en que se va a hacer.

Analizar las distintas opciones en equipo haciéndonos estas preguntas nos ayudará a encontrar la mejor opción para nuestro caso concreto. En la Wiki BdT encontrarás un listado de las distintas aplicaciones on-line disponibles.